Engagement in New York

No escuches nunca lo que la gente te cuente de Nueva York, porque si no lo presencias, no forma parte de tu Nueva York. El idioma y la cultura crean estilos. Las culturas distintas producen cosas distintas… Un espacio inagotable, un laberinto de interminables pasos, y por muy lejos que fuera, por muy bien que llegase a conocer sus barrios y calles, siempre me dejaba la sensación de estar perdido.

Vivir esta aventura junto a ellos ha sido una de las experiencias mas bonitas de mi vida.

Gracias por tanto. ¡Dadle al Play!

Cada nueva pareja es un reto. Poder conocer los entresijos, los detalles, los besos…

Es lo que me da fuerza para liberar mi creatividad y captar la esencia real de la pareja, del momento, del amor.

Por eso en todos los trabajos que hago la preboda es imprescindible para poder llegar a tener la confianza, descubrir la pasión y pasar unas horas divertidas sin presiones para conocernos y preparar un día de boda que fluirá, en el que al final seremos uno más. El previo es tan importante para las parejas como para mi, a todos los niveles.

No hay nada mas bonito como el amor honesto y la importancia de sentirte especial.
Sin promesas… simplemente demostrando tus sentimientos.
Cada segundo es una segunda oportunidad.
Vive l’amour!

No escuches nunca lo que la gente te cuente de Nueva York, porque si no lo presencias, no forma parte de tu Nueva York. El idioma y la cultura crean estilos. Las culturas distintas producen cosas distintas… Un espacio inagotable, un laberinto de interminables pasos, y por muy lejos que fuera, por muy bien que llegase a conocer sus barrios y calles, siempre me dejaba la sensación de estar perdido junto a esta pareja maravillosa.

Vivir esta preboda en Nueva York junto a ellos ha sido una de las experiencias mas bonitas de mi vida.

Gracias por tanto ¡Dadle al Play!

Engagement in New York